Bombas y acordes

La Guardia Civil de Badajoz impidió la celebración del concierto de Soziedad Alkoholika el pasado jueves 26 de febrero. El grupo así lo ha manifestado mediante un comunicado en su web y MySpace oficial. Al parecer no se alegó ningún motivo legal.

El grupo Su Ta Gar no pudo tocar el pasado 7 de febrero en L’Hospitalet de Llobregat porque el Partido Popular lo impidió; este emitió un comunicado en el que explicaba que el Ayuntamiento de la ciudad (cuya alcaldesa es Núria Marín, del PSC) patrocinaba el concierto de “un grupo que hace apología del terrorismo” y el gobierno se vio obligado a cancelarlo como medida preventiva.

SUTAGARLos dos grupos tienen en común su origen vasco. Los primeros de Gasteiz (Álava) y los segundos de Eibar (Guipúzcoa). Y también comparten una persecución por parte del Partido Popular que trata de explicar que su música, lejos de ser cultura, apoya y alaba al terrorismo; los conciertos de estos grupos en localidades gobernadas por el PP son casi imposibles, y en el resto muy difíciles por la presión.

En el año 2006 los miembros de Soziedad Alkoholika fueron absueltos por la Audiencia Nacional después de que la Asociación de Víctimas del Terrorismo volviera a acusar al grupo de “enaltecimiento y menosprecio a las víctimas del terrorismo” por las letras de cuatro canciones (Explota zerdo, Síndrome del norte, Ya güelen y Palomas y buitres) que llevaban sin interpretar en directo desde 1996.

Pero, y a partir de aquí comienza mi opinión, cuando la política trasciende a todas las demás ramas de la vida, se convierte en algo muy peligroso. No se puede permitir que la política se sitúe por encima de la ley y de la cultura. Un concierto, sea del tipo de música que sea, es un acto cultural. Si por cualquier motivo en uno de ellos se producen alabanzas al terrorismo, lo lógico es que se denuncian después; pero nunca antes. Llegaríamos al caos si fuéramos a la comisaría a denunciar un robo cuando aún no se ha producido…

Por eso sería bueno saber distinguir lo que es música o cultura, de lo que es política o de lo que es terrorismo. Según la RAE:

  • Música. Acepción nº 4. Arte de combinar los sonidos de la voz humana o de los instrumentos, o de unos y otros a la vez, de suerte que produzcan deleite, conmoviendo la sensibilidad, ya sea alegre, ya tristemente.
  • Cultura. Acepción nº3. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.
  • Política. Acepción nº8. Actividad de quienes rigen o aspiran a regir los asuntos públicos.
  • Terrorismo. Acepción nº2. Sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror.

Una vez asimilados los conceptos se trataría de intentar derribar prejuicios. Por ejemplo unir inherentemente lo relacionado con el País Vasco con ETA y terrorismo, o considerar un concierto como una concentración proterrorista.

La música la ponen los músicos.

Las bombas las ponen los terroristas.

Anuncios

Etiquetas: , , , , , , , ,

Una respuesta to “Bombas y acordes”

  1. David G. Ortiz Says:

    Quieren cortarnos la lengua
    con la tijera de la intransigencia,
    con la tijera de la necedad,
    con la de la autoridad.
    Quieren callar nuestra voz
    porque no pensamos como quieren ellos,
    porque queremos ser diferentes,
    queremos otra realidad.
    Quieren taparnos la boca
    Para que nadie nos pueda escuchar,
    para que solo se oiga su mensaje,
    y nadie pueda dudar.

    (Soziedad Alkohólika, Piedra contra Tijera)

    Yo simplemente digo: amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: